Neurosis digital o autismo positivista

lunes, 24 de marzo de 2008

Welcome to the jungle (bafici cronique nº1?)



"Consumimos imágenes a un ritmo cada vez más acelerado y, así como Balzac sospechaba que las cámaras consumían capas del cuerpo, las imágenes consumen la realidad. Las cámaras son el antídoto y la enfermedad, un medio de apropiarse de la realidad y un medio de volverla obsoleta.
(...) Si acaso hay un modo mejor de incluir el mundo de las imágenes en el mundo real, se requerirá de una ecología no sólo de las cosas reales sino también de las imágenes."
(Susan Sontag, On photography, p. 250-51).

Tras mucha amenaza y polémica (se extrañará la presencia del director Peña -un peronista anti divas- entre tanto snobismo), llega la décima edición del Bafici (aún faltan dos semanas, pero somos ansiosos).
Mmm... nunca tuve bafici y blog. Y nunca tuve un medio para expresar mis comentarios idiotas sobre las películas del festival. Tengo que evitar el cholulismo idiota estilo iba en el ascensor hacia la sala Lugones con un par de personas y una era Rejtman y otra Maggie Cheung, y cual pequeño Vila Matas teenager dudé si decirle a Martin que era un fan o a Maggie alguna otra cosa; o fui a ver cortos al Cosmos y me senté al lado de Najwa Nimri que estaba comiendo pistaccio, o: tiempo después fui otra vez a la Lugones y había una persona al lado muy molesta haciendo ruido: Sarlo comiendo... malditos pistaccios! (y cómo mierda se escribe pistaccio? parece buena combinación, cine + pistaccio... y con la cáscara qué hacen?).



8 al 20/4. 4$ para estudiantes. Agregaron un cine en Villa Urquiza (Triunvirato 4400, golazo) y volvió el Cosmos. Wolf, el nuevo director, pese a su sugerente apellido, parece un tipo honesto y lucido. De todas maneras, es el único festival internacional de cine que hay en la ciudad así que hay que defenderlo y ocuparlo, bah, en fin, más que nada es casi la única posibilidad de conseguir buen cine, o cine de 'latitudes raras', o cine que no transita los caminos hegemónicos de la difusión , lo que le permite bastante más libertad. Clarín.com hace una encuesta: ¿usted mira cine independiente? Sí, mucho (8%), Sí, cada tanto (14%) y No, nunca (70%). Una muestra más de que la gente en general es bastante pelotuda (al menos el 70% de los que consumen clarin.com). Concepto difícil cine independiente. A lo que llega al videoclub bajo ese rótulo, los norteamericanos lo llaman "espíritu de cine independiente" (Coen, Solondz, Scorsese a veces). Que a veces es sólido, pero si la produjo Miramax, que es una empresa apéndice de Disney, digamos que no es ultra independiente.


Ya que estamos en veta de cinéfilo aburrido, podríamos decir que lo interesante del Bafici no suele ser el cine independiente (un chico de Recoleta u Olivos que estudió en la Universidad del Cine gracias a que papá es diplomático y con la herencia de la abuela filmó a sus amigos fumando porro y comprando ropa en ferias de ropa retro en Palermo). O: jóvenes chinos aburridos (a veces gays) que se encierran en cuartos de hoteles a coger y encienden la cámara (a veces oculta). Lo más interesante del Festival de cine independiente de Buenos Aires suele ser el acceso a otras -las pocas- industrias que hay en el mundo y a las que no tenemos acceso porque papá Paramount -y sus tíos Universal, Fox- no lo permiten (cine industrial coreano, hongkonés, canadiense, inglés). Ir al videoclub es depresivo porque salvo contadas excepciones las opciones son: hollywood o películas europeas de mierda (cuyo director tiene setenta años y el target en el que pensaron los productores es viejas parisinas o londinenses de geriátricos y el target en el que pensó el distribudor de la película en Buenos Aires es viejas aburridas de Belgrano y Recoleta).


Mis tips para esta edición por ahora son: coreanas, todas (guarda que no es lo mismo que las filipinas, que deben ser un embole, otra invención de los franceses que inventan nuevos cines para justificar todos sus festivales), rockumentales un par, inglesas y candadienses varias. Ah, sí estás en la cola para entrar a ver la película y el promedio etáreo de la gente a tu alrededor
es de setenta años, trata de entrar a la sala de al lado, que seguro tiene un poco más de onda.

3 comentarios:

Lucía dijo...

poetasendemocracia.blogspot.com

Cáncer de ¿qué? dijo...

Sergio Wolf es un genio, yo lo tuve de profesor.
le dije: "No me gustó EL CIUDADANO".
Me contestó: MIRALA HASTA QUE TE GUSTE

Es muy valiente al jugarse todo su prestigio trabajando para Macri (si bien yo lo oí una vez decir HAY QUE ALAMBRAR LA CAPITAL)

Soy fanático del Bafici y de la posibilidad de la reseña instantánea con el blog.

Y hablando de cholulismo: ayer en pleno Palermo Hollywood casi me atropella Fernán Mirás.

Espero que nos crucemos por ahí o combinemos directamente para ir.

Yo estoy renunciando a los cinco niveles de alemán que doy en Derecho y reestructurando mis horarios, pero pronto los tendré.

La pelotita de ping-pong made in China no se mancha con la masacre de Darfour...

lenguaviperina dijo...

saludos, cáncer... espero que nos crucemos por los pasillos del baf... quizás en la primer función de la de takashi miike, un must del festival...