Neurosis digital o autismo positivista

domingo, 16 de marzo de 2008

Soy blogger pero algun@s estudiantes de sociología me caen mal



Segunda mañana que llego a casa y cuesta dormir (es lo malo de vivir en un barco, supongo, todo se mueve un poco). Pero al rato me duermo. Todo bien.
Me despierto porque tengo asado familiar (con la línea progre de la familia: hermana y tíos gays). Al rato me aburro, me siento entre Osvaldo Quiroga, Catalina Diugi y Ronnie Arias. En fin, estoy un poco fóbico tal vez. Huyo a la web. Visito algunos blogs. Recuerdo el show de ayer de Luz Buena, donde Fede Simonetti sorprende con su maestría en el contrabajo y la banda -una mezcla de Kevin Johansen con la No smoking orchestra de Kusturica- levanta el lugar hasta hacerte bailar en el techo durante media hora (ponele). Antes del show y después en la fiesta converso con Lucio, Ana, Fede, Flor, Marinas, su polémica amiga niña exploradora, alguna Lucía y alguna Dalia. Antes del amanecer termino jugando al fútbol con algunos integrantes de la banda. Tomo conciencia de que no da y digo yo me voy, gente. Nadie me contesta. En un blog que no conocía leo el título del último post y me alegro de encontrar algo afín, interesante: "Estudio sociología pero no me gusta la gente". Uy, qué copado, a mí me pasa lo mismo, pienso.
El post termina así:

"A eso de las tres o dos y media caímos - responsabilidad de Marina, not mine- en una fiesta de Los Irrompibles en un local del PS, porque ellos ya no tienen local, y nos encontramos con un joven narrador que me trató malísimamenete mal sin ninguna razón aparente, aunque sospecho que si la música hubiese sido mejor y más variada que una seguidilla eterna de ritmos americanistas, el chico hubiese guardado silencio y no hubiese habido ningún altercado en el que me dijeran vieja y aburrida.

A las cuatro decidimos irnos y al barder-blogger en cuestión no lo saludé."

Bueno, qué gente sensible, o más que sensible falta de humor, tomé un poco de más e hice un chiste malo con que Virginia Slims era una marca de cigarrillos de gente vieja, pero supongo que no era para tanto.

8 comentarios:

marina k dijo...

no se peleen dale, sólo estábamos todos un pelín alterados, quizá, pero tener una amiga en común debería alcanzarles para al menos gozar del prejuicio de caerse bien.
voy a repetir este mismo mensaje en el blog en cuestión y espero que se estrechen las manos.

Giorgio dijo...

asi q sos radical y (como si fuera poco) no tenes nada de tacto :P

a. prats dijo...

De los post más graciosos, Viperino. Pero si sos blogger usá las herramientas del blog y marcá el vínculo con el blog de la chica en cuestión. Así todos sabemos qué dice ella y comprobamos si Marina, efectivamente, hizo el comentario.

lenguaviperina dijo...

no soy radical. gracias marina k y doctor prats por el apoyo moral. el blog de la susodicha es niñas exploradoras punto blogspot (linkeado en el blog de lolamaar).

diego.ve dijo...

Yo, que conozco muchas cosas de este mundo, respaldo por completo al señor Linne. Los cigarrillos Virginia Slims sí son para viejas; y una piba que se lleva mal con el susodicho sí es vieja y aburrida. Por lo demás, yo también soy estudiante de sociales y no me cae nadie bien.

Wireless dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Wireless, I hope you enjoy. The address is http://wireless-brasil.blogspot.com. A hug.

valeria dijo...

Yo solo vengo a decir que soy fumadora de Virginia Slims, y que sí, puede que sean de viejas, pero también los fumo yo, y tengo 22. Y eso no sé bien si es la excepción que confirma la regla o la decadencia de mi vicio.

Saludos!

sabes quien soy dijo...

Jota, al fin volviste con todo. Lo de los estudiantes de sociales es todo un tema: creo que nos vemos los unos a los otros como las caricaturas tristes de lo tristes que somos y por eso nos tenemos esa fobia intolerante que no les ofrecemos ni a los descerabrados que van a la UP. La próxima pueden darse un besito, y no te hagas problemas con los radicales que son algo que no existe, como la narrativa joven