Neurosis digital o autismo positivista

jueves, 30 de agosto de 2007

Bloggers



Un amigo me pregunta por una blogger: ¿es linda? No sabe, no contesta, respondo. Dale, ¿te parece linda o no? Sí, es linda.

Leo blogs y algo me aterra: hay demasiados, y muchos están buenos, pero no sé si es porque escriben demasiado -como yo, i guess- pero me cansa, demasiado texto en html, y no se puede leer todo. Un amigo aúlico, que tenía un blog y dejó de actualizarlo porque vio que no tenía nada que decir, me cuenta que trabaja de tester en una punto com: dice que los blogs van a dejar de existir en muy poco tiempo y que se viene una especie de interfaz-escritorio donde tenés tus archivos, tus contactos, todos los soportes, todo, salvo que no podés postear. Puede ser, digo.

Por la noche sueño con una blogger que no conozco. Estoy en una especie de aula (últimamente estoy pasando demasiado tiempo -la vida- en aulas). Y en mi sueño la blogger que no conozco es timida, pero parece amable. No hablamos, pero ella estaba a varios bancos de distancia, y después está a solo un banco, atrás mío, al costado. Pero hay como ruido de fondo y después suena el teléfono y me despierto.



Critico a un amigo blogger. El me contesta como un caballero, pero unas noches después, accidentalmente, tira cerveza sobre mis zapatillas. Acting out, digo, y nos reímos. Buena noche.

Mamá, que por suerte no es blogger, dijo que está viendo en terapia que tiene que conectarse con sus emociones. Por un momento, le mandé telepáticamente una señal de agradecimiento a la psicóloga.



Hace unos domingos fríos, mientras miraba Broken english, de Zoe Cassavettes (buena peli, con las grandes Parker Posey, Drea de Matteo y, la madre de todas ellas, Gena Rowlands) pensaba: ¿qué haría si me quedara un mes de vida? Pensé en viajes, en coger, en drogas, en comidas, en reuniones con amigos, en editar algo. Supongo que en general, como en los blogs, hay mucho ruido de fondo. Trataría de ser más dulce, de que les quede claro a las personas que quiero, que las quiero. Y conectarme con eso. Y disfrutarlo.

10 comentarios:

marina k dijo...

me gustó eso de "mamá, que por suerte no es blogger",
ser o no ser...

Marineta dijo...

hoy me hablaron de algo de un centro cultural pacha...respondi...ah...yo tengo un blog entonces...bla bla bla...y lei que...bla bla...y entonces este chico derepente te conoce y aparece en el blog...ay...las redes...que chico es todo esto que aparenta ser mas grande...

Luciana dijo...

y ypo (metida como siempre) vengo del Pacha!
Marineta! te quise contestar en mi blog pero cone sto de la moderación de comentarios se me complicó<<<<<<1 claro que podemos ser amigas.

el del acting dijo...

fue sobre UNA sola zapatilla!

lenguaviperina dijo...

sí, bueno, pero viste cómo es esto de la narración, querido? Hay que exagerar un poco: igual tenías razón: no queda olor en las zapatillas (a diferencia de los pantalones, en otras noches, otros ámbitos).
Gracias a las Marinas y Lucianas que siempre le dan vida al espacio de los comments (si no fuera por uds., qué sería?).

marina k dijo...

linne, la verdad, todas queremos saber quién te preguntó por qué chica blogger,
esa es la verdad...

Giorgio Novalgina dijo...

jaja.. soy un gurú de internet.

Rufián Melancólico dijo...

Si Giorgio es el de la cerveza en la zapatilla entonces si que estamos bien jodidos con las extrañas redes sociales de blogger como dice Marineta.
Quizás no sea nada que no haya sido ya formulado en la famosa teoría de los 6 grados de separación.
Para ustedes sociólogos.

Giorgio Novalgina dijo...

no, no soy el de la cerveza.

él dijo...

qué luciérnagas curiosas que son algunas chicas!