Neurosis digital o autismo positivista

jueves, 23 de agosto de 2007

Carne argentina: Oz, Wilkins, Violeta G, Pandolfelli y Godoy

Llego temprano. Saludo a Oz (Rodríguez), a Debora (Wilkins) y a Pandolfelli (Sebastián). Compro cerveza. Saludo a Violeta (Gorodischer) y le convido un vaso a Violeta. Después llegan Budassi (Sonia), Urman (Undo), Vanoli (Tamarisco), Kogan (Lolamaar), Cecchi (Ana): conversamos: literatura, sociología, dificultades y bondades de la vida, etc. La birra siempre se renueva. Lindo lugar, Mantis, bien puesto. ¿No conocías? No. Pero me encanta: oscuro pero alegre, bien en Almagro, a metros de la radio La Tribu y del consultorio de mi último psicólogo (sin comentarios; o, bueno, uno: el tipo era muy bueno, okey, lacaniano, grosso, pero para pagarte la sesión tengo que vender un par de órganos del cuerpo y encima empiezo a hablar y no parás de botezar, no, no va, y además me hacés la gran lacaniano hijo de puta y me cortás la sesión a los veinte minutos? No, andate a la concha de tu hermana).

En fin, Mantis, Oz presenta a los lectores de la noche. Se apagan las luces y Violeta G lee La Bolsa: buena lectura, gran cuento. Cierta cosa siniestra en el ambiente -y en el texto- que es interesante. Después se cambia la puesta en escena y lee Oz: más teatral, oscuridad y ellos (Oz y Debora, con peluca negra, con una taza de té y mirando un punto fijo en la pared) iluminados con un reflector. Otro buen cuento, buena lectura de Rodríguez y su voz cavernosa (y le da mucha fuerza que haya al lado una persona sin hablar, pero mirando con intensidad algo, resignifica el texto de un modo raro). Además Oz, por momentos, se levantaba y le hablaba a la mujer del frío en los ojos. Después llegó el grande, el inigualable Pandolfelli:
envuelto en un disfraz de super héroe peronista leyó otro capítulo de su novela, otras aventuras en el conurbano con las manos de Perón y sus absurdos personajes. Grosso. Funes, que maneja mucho más la multimedia, colgó en su blog un video de unos segundos donde se ve el disfraz pandolfista-peronista.
Y después hubo un músico raro pero interesante, Oz agradeció a la concurrencia y a los lectores y me compré La trampa del zorro, del mismo Oz: un buen libro de cuentos, con ecos de Blaistein, Laiseca y Briante. Mis cuentos preferidos (los que tienen humor negro y hablan de drogas, sexo, literatura y/o algo así, claro): Definiciones, No te quiero más, Pura suerte, Sábado, Un negocio brillante y Terminar.
Ah, y el inigualable 'Pipo Santoni, el bueno':

"Al final Marcial llega a la Capital. Al principio queda como deslumbrado con las luces y todo eso de la gran ciudad, pero enseguida se pone a buscar trabajo. Nada hay mejor para un hombre bueno como el trabajo. El trabajo siempre dignifica. Hasta el que limpia los inodoros del cotolengo no sólo desbordados de la mierda de los retrasados sino también chorreados de vómito y de baba -es increíble como se les cae la baba a los retrasados-, hasta ese se tiene que sentir dignificado por el trabajo." (La Trampa del zorro, Osvaldo Rodríguez, p. 46, ed. Carne Argentina, 2003).
Y también en Mantis estaba Funes, con su muchacha Lunita y su amiga Chavar; Funes estoico cual granadero de la gallarda literatura under sentado junto a la columna, con sus libritos encuadernados a mano con un lejano aire a los cuadernos águila. Primero, como siempre (yo), actitud cínica. Eh, el precio. Eh, loco, sólo porque sos amigo, eh, una moneda, vieja. Pero después tuve entre mis manos Escolástica peronista ilustrada, de Carlos Godoy y me caí de orto: me lo devoré, lo vomité y me lo volví a comer. Sumado a eso, te enamorás del libro como objeto, así que, una vez más el groupie ácido dice: gracias, Funes, haz hecho tu buena acción del semestre, has editado un gran y bello libro. Y a la mañana siguiente, mientras lo releía completito, llamaron dos amigos y les leí algunos versos: no suele pasar que lees algo por teléfono y podés escuchar felicidad (unánime) del otro lado del tubo. Lo único, bueno, por culpa del libro de Godoy me bajé veinte cuadras después de mi parada, tuve que tomar un taxi y escuchar en una am cómo un trasnochado-descompensado-idiota-apocalíptico (como mi ex psicólogo pero peor) pontificaba a favor del terremoto de Perú. En fin, al menos me comí una gran hamburguesa, con todos los condimentos, en Pancho 95 que, como todos los lectores godoyanos ahora sabemos, es bien peronista.


"Endulzar
el mate cocido
con dos o más cucharadas
soperas
es bien peronista.

El inodoro
de la abuela
con cascada
es peronista.
Morir calcinado
en un recital
es la gloria
del héroe peronista.

El policía
de Magnolia
es peronista.
Los gorilones
funcionan
por oposición
nunca saben
qué es
y qué no es
peronista.

Las maestras
de primaria
que amamantan
sus caderas
a base
de licor de huevo
por las noches
son peronistas.

El jugo en damajuana
es peronista,
el porrón con Fanta
también,
la soda con granadina
ni hablar."
(Escolástica peronista ilustrada, Carlos Godoy, p. 96-97, ed. Funesiana, 2007).

Bonus track (aleatorium randum system del librazo funesiano de Godoy):
Imaginar/ una niña de nueve años/ con diez y seis/ es el power/peronista.

El deseo/ sexual/ entre primos/ es peronista.

Los artistas/ que marcan tendencia/ no son peronistas.

El blog/ hasta que se llenó/ de pelotudos sin dios/ era la apuesta/ peronista.

16 comentarios:

lenguaviperina dijo...

el blog de incardona
los ciclos de funes
la edición del libro de godoy
cucurto
cosa de negros y el sr. maíz
los pornosonetos de ramón paz
son peronistas.

lenguaviperina dijo...

la puta madre! odio los posts largos!

lenguaviperina dijo...

la puta madre! zero comments! ves? deberías hacer posts más cortos...

Terra dijo...

No, nene. Hacé lo que se te canten las pelotas.

molina dijo...

No te obsesiones con los comments. La cantidad nunca tiene que ver con la calidad del post. Y tampoco te calientes por la calidad del post. Tomalo con más calma y relajación.

Gona dijo...

Yo soy de las que abre su blog y el numero de comment siempre es 3 nunca un 15 , y me da igual, a mi me gusta muchisimo tu blog, yo te leo

h tamarisco dijo...

Persever� con el autocomentario, que con las fotos trash googleadas en cinco segundos son tu marca diferencial
aguante viperino!

lenguaviperina dijo...

gracias muchachos por los comments.
mis auto-comments, aclaro, tienen bastante ironía.
de todos modos, no me gustan los posts largos (los míos, como los pedos, los soporto un poco más; sean de quien sea, habría que intentar evitarlos).

María Amuchástegui dijo...

POr ahí va la cosa! Creo que es la mejor metáfora.
Tanto los pedos, como los post de un buen blogger, generan una poderosa e inevitable atracción a (o)leerlos.

Aguante y suelte, compañero!
Besos y nos vemos mañana!
CAro

paula dijo...

¿hacer autocomments
es peronista?

Anónimo dijo...

¿y los anónimos?

staff dijo...

Hola Nene. Muy buena la crónica. Muy bueno que hayas venido. Hasta me termina pareciendo que vos sos bueno. No tan bueno como Pipo Santoni pero ya. Lo mejor: el relato del analista.
Malo que te llames groupie a vos mismo. No lo hagas más porque me molesta. Y listo, acá se hace lo que yo digo, que tantoooooooooooooo

staff dijo...

Ah. Era yo. Oz

deborawilkinson dijo...

muchisimas gracias a varias cosas,la frescura de tu mirada sobre nuestro trabajo,tu presencia,y es un estimulo engolocinado leer tu analisis de lo que viste en donde estuvieron comprometidos todos tus sentidos,insisto en que estimula a desirce mmm y se pueden hacer masss y masss!
encantador tu escrito.
(la wilkinson)

deborawilkinson dijo...

corrijo decirse (lo mio es el dibujo y el color se nota? )

lenguaviperina dijo...

Muchas gracias, queridos hacedores de la Carne más rica de todas las lecturas.