Neurosis digital o autismo positivista

jueves, 16 de agosto de 2007

La presentación de En Celo en el Tasso



Finalmente, la presentación de En Celo en el Tasso. Llegué un poco tarde, para el final de la lectura del cuento de Moret con la participación exclusiva de Terranova como Platero. Hablaron Becerra, Schmidtt (tengo hambre, quiero empanadas, pensaba yo, mientras me reía del humor del pequeño comediante) y Ramos. Serios o simpáticos, esperaba un poco más (suele pasar) pero por suerte terminó, atacaron un poco excesicamente el prólogo de Grillo, que se defendió, después Abatte estuvo hablando como diez minutos (no recuerdo nada de lo que dijo: por suerte Moret me convidó cerveza, que a su vez le había convidado Mairal). Volví a pelear contra mi cerebro que sólo pensaba en cerveza, vino y empanadas, me concentré otra vez y ahora hablaba Ramos, que después de citar a Carver ('un escritor es alguien que escribe un poco todos los días sin desesperar ni esperanzarse demasiado'), dijo algunas cosas demasiado solemnes y críticas y después planteó a debate que era para cada uno la literatura; fuera de sus buenas intenciones, no sé si fue la mejor respuesta posible. Ali y Vommaro dijeron algo de la generación, de que eramos diferentes y se enfocaba la política desde otro lugar y las difentes estéticas y por suerte bajamos del escenario(quiero empanadas), buscamos empanadas, comimos una, buscamos el vino también gratuito (dos o tres copas), y conversamos: Félix & flia, Vommaro, Incardona, Arias, Martínez Daniell, Ramos, Sanz, Vieytes, Zicavo, Vanoli, Budassi, Gorodischer, Materyn, Molteno, Ali, Guenadenik, Castelli, Gómez, Abad, Cecchi, Cecchi jr., Dosio, Schweblin. Después nos fuimos del Tasso, en la puerta encontramos el puestito de Eloísa Cartonera : muy lindas ediciones, y grandes precios: 3 x 10$!!, y me compré uno de Copi, uno de Pornosonetos, de Ramón Pedro Paz, Cosa de negros, de Cucurto, Teatro completo, de Link (que es su obra El amor en los tiempos del dengue), Autobiografía completa, de Rubio (justo por la tarde había viajado en bondi con él pero me dio miedo saludarlo). Shalom dijo que, como siempre, yo era muy consumista pero no me pareció, esto está como fuera del mercado, es otra cosa. Además, Cucurto me firmó el libro ('para un colega mío del realismo atolondrado'; grosso), y Ramón Paz también. Justo salía el simpático dueño del Tasso para subirse a su Mercedez, les dijo a los de Eloísa que la próxima le avisen, Llach hizo un comentario irónico y casi se pelean con el sr. Tasso (prepotente y malito el tipo... bien palermitano... bien asqueroso). Cucurto pacificaba la cosa mientras Mairal se relamía con una potencial pelea.
Después nos fuimos a comer a una parrilla muy copada y barata. Oyola contó que un día empezó a hacer dieta y se dio cuenta de que la ciudad huele a choripan. Grillo pasó toda la noche en su mesa rodeado de sus groupies y después se fue a Mondo Bizarro. Erlan, Funes, Tomas, Parisi y el resto no sé qué hicieron porque estaban en otra mesa. Martina, que había venido con Shalom, dijo que yo era un groupie ácido, Incardona pedía cervezas y promovía la vuelta al fútbol, Cucurto sentado en la punta de la mesa parecía Cristo con sus doce apóstoles, y no sé qué más, estaba bueno para quedarse pero estábamos en la loma del orto y yo venía de hacer encuestas en San Fernando y tenía que despertarme temprano para irme a hacer encuestas para Cristina K a Ezeiza (suerte que le dije a mi jefe que me mande cerca de Capital).
Fuimos a comprar cigarrillos con mr. Urman (que dijo que tenía los ojos en el culo y no entendí: poetas, supongo), y antes de irme, mientras escuchaba al popular y nocturno Incardona que me decía que lo que quedaba siempre era la parte de la noche que valía la pena, por ocurrencia del gran San Pedro, tuve mi pequeño -but holy- momento fotográfico (the moment of the night) con dos referentes literarios bastante grossos.



Cucurto, Mairal y el groupie ácido,
que así casi parece un escritor.
*ah, muchas gracias al senior de abajo, el amigo de Mairal y Paz, por la buena onda y las fotos.
**y gracias a Cucurto y a sus colegas editores eloísianos por la magia y los precios super económicos de la Cartonera, que nos acercan escritores contemporáneos e interesantes a los que no somos NSE1.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

vanoli en la punta parece un diablillo

Gona dijo...

Ando tan triste ultimamente, es que me parece que ahora tomo mas vino porque la cantidad regular, ya no me lleva a un lugar tranquilo, y tambien creo, no, no creo lo se, no leo un libro hace mucho, uno que me guste como los clasicos del fantastico cortazar, o algun sabater que me enseñe a no perder el control o no se algo muevo, ¿me recomedás...?

h tamarisco dijo...

si, y eso que no salieron los cuernos

lenguaviperina dijo...

Te recomiendo los que salen en la foto y tienen varias cosas publicadas (y son frescos potentes vitales modernos): Cucurto, Mairal, Llach, Oyola, Ramos (que en alguna otra foto de ahí está).

Y, bueno, clásicos: Carver, Salinger, Saer, Puig, Arlt. O lo que está de moda: Murakami, Auster, Welsh, Palaniuk, Houllebecq, Nothomb.

y si estás muy down y houellebecq sólo te tira más abajo (suele pasar)... probá con un psicólogo... si es bueno y no te rompe el orto, siempre suma...

abrazo

enojado con Grillo pork no permite comentarios a quienes no tienen blog dijo...

Grillo Truba es un farsante. La va de escritor y antologador y no leyó un carajo. Es incapáz de hablar de libros, todo el tiempo habla de películas. La nueva generación de escritores se caracteriza por tener más películas vistas que libros leídos. Es un farsante.

L. dijo...

felicitaciones J.!
muy buena crónica y mejores aún las
fotos.
saludios

Gona dijo...

gracias por lo titulos empezaré con alguno, me gusta su blog.