Neurosis digital o autismo positivista

miércoles, 16 de enero de 2008

Heroin



Ah, la felicidad, bueno. Un verano más en la baticueva. Iba a hacer tantas cosas this summer 08 y al final... lo de siempre. Dormir, algún asado, chequear cada vez más cosas para nada (mails, casilla de teléfono fijo, de celular, blog), películas (en lo posible asiáticas), series (miro los clásicos franceses y norteamericanos en el videoclub y se ven tan aburridas, y las novedades, los nuevos thrillers de hollywood además de una basura son aburrídisimos: maldita sea, otra vez bajo el imperio de las series: Prison break, y esperando Lost, una serie cuadrada, pero cuando estás adentro, estás adentro, deberían darte los primeros capítulos gratis, cual dealer marketinero, después no hay retorno), literatura (Vonnegut, Ramos, Fisher, Terrasa, Aira, Vian) e internet, que es como el supermercado: entrás y terminás consumiendo una cantidad de mierda infinita que ni siquiera sabías que existía (o que querías). Hago encuestas de Coca: todo bien, la gente vendería el alma por un par de esas botellitas alienantes, me firman un documento de confidencialidad, etc. Una señora más paranoica me dice: mirá, no tome las botellitas, porque no dice en ningún lado Coca. Señora, ¿para qué cree que voy a darle botellitas y mentirle? ¿Cree que lo hago por diversión? Para eso estaría en mi casa viendo porno (o alguna serie idiota), que también dejan una sensación de vacío pero al menos no tengo que cargar estas botellitas de mierda y tengo el baño más cerca. Le digo algo así pero en versión soft.



Ah, bueno, entonces sí, dice. Bueno, señora, ¿nos vemos el sábado entonces? Sí, sí. Por unas monedas uno se convierte en un agente del mal navideño. Y en un experto cocacolero. Sí, ¿vio? Tiene un gusto similar a la light. Ah, sí, a mí también me gusta más la común. Ay, pobrecito, ¿tenés que cargar todas las botellas vos solo? No, tengo un duende invisible que me lleva un par, ahí está, ¿no lo ves?
Bueno, unas preguntas más y terminamos. ¿La coca sería tu amiga, tu amiga íntima o tu amiga inseparable? Sí, ya sé, es una pregunta absurda. No, para un vecino del edificio era su amiga íntima: una vez hubo una amenaza de incendio y todos salieron a la calle con su objeto más importante, no había tiempo para agarrar más cosas, y mi vecino salió con la coca. Mirá vos (será cierto lo de las hojas de coca de las que se queja el Evo: a nosotros nos persiguen, a coca que usa millones de toneladas no le dicen nada).



Ah, qué bueno, los gentiles muchachos de hotmail me avisan de un nuevo mensaje. Entro, desesperado. Computrabajo, 4807 nuevos empleos (que te esperan a ti) y, sorpresa, son todos una mierda. Las encuestas son bastante blaxplotation pero pagan como el doble de todos estos nuevos empleos. Ahora entiendo porque mis amigos de la facultad de sociales votan todos a Kirchner: no son peronistas de derecha como pensaba, son maoístas, aguante el trabajo esclavista para todos. Tanto Althusser y Foucault mezclado con mucho calor y coca puede tener efectos nocivos en algunos jóvenes porteños.

3 comentarios:

Diego dijo...

Compre "La ley de la ferocidad" en el parque rivadavia, aunque ahora leo en la contratapa que el protagonista es el mismo de "El origen de la tristeza". Leiste ambos? Debería leer "el origen..." primero y despues "la ley..."?

lahe dijo...

lo del duende invisible: ese es nuestro jota querido

lenguaviperina dijo...

Da Igual. Los dos me gustaron, pero La ley... más, muy power.
Gracias, ML.