Neurosis digital o autismo positivista

jueves, 6 de septiembre de 2007

Zappin' Sartre



Entro a Mucho poquito nada. Cómo extraño el editing del blog de Elemental, la idea del post chiquito; lo único que puedo leer acá es lo de Félix (Elemental II? Grosso lo de Ciro). ¿Nadie se da cuenta antes de postear un cuento de diez páginas que es muy largo? Pablo, bueno, que no es blogger pero... amigos/as... por el amor de San Blogger! Quizás sea yo, que estoy en un día de lecturas ultra breves... entro a alquimistadeemociones.blogspot y encuentro un post que me gusta:

"... comprender que sólo cuenta la realidad, que los sueños, las esperas, las esperanzas, permiten solamente definir a un hombre como sueño desilusionado, como esperanzas abortadas, como esperas inútiles; es decir que esto lo define negativamente y no positivamente." Sartre. Simpático encontrar algo sartreano ('el hombre no es otra cosa que lo que hace de sí mismo'), entre tanto blog narrativo.

Escala 1:1: Reunión de encuestas (capacitación): otra vez sopa, pero está bien, es decir, plata que viene bien porque hay poca y contribuye a la autonomización del ser (yo); reunión en recoleta, gran oficina con gran escritorio top laptop top secretaria top y asistente top; me encuentro a un amigo de una pasantía que también va a encuestar acá; un combativo luchador neuquino que estudia comunicación; se ve que estoy muy verborrágico porque ve el 109 y me deja hablando solo; andá, capo, andá a hacer la revolución y a derrochar a los K y a Sobisch (pero no te olvides de hacer tus zonas de encuestas); conozco depto de amigo en San Telmo: fumamos, tomamos, comemos (futuro bunker estival). Química. A veces está y a veces no. Discuto con amigos pro K. En realidad es uno. Vive en la esquina de lo de Carrió, pero vota K. ¿Quién los entiende? Culpa de clase, I guess. Intelectuales de sociales. Fósforos, tabaco y bares. Terminamos a las tres de la mañana haciendo zapping y tratando de comunicarnos con el pastor de la Iglesia universal de Dios que sale en la tele. El patético bajón del adiós. Mi amigo que se mudó pospone el encuentro con su novia (porque nosotros vinimos a visitarlo) y la novia le corta: primero le corta el teléfono y después le pide un tiempo.
Como decía Guillote (o yanpol, o Boris Vian): a veces los amigos salen caros. Y como decía San Agustín, the older existencialist, 'elige y hazte cargo de tu elección'. Otro amigo comenta hace cuánto tiempo no tiene relaciones con su novia. Le digo que si a esta edad pasa tanto tiempo, que mejor ni se imagine en unos años. Frases hechas. No tengo nada demasiado miserable para contar (ya me conocen bastante), pero trato de sumarme al tono de la reunión. Las reuniones con amigos a veces son como un coro: difícil acompañar ciertos registros. Termino El amor en los tiempos del dengue, de Daniel L (Eloísa cartonera, 2007): interesante, por momentos; por otros, parece un ex editor demasiado duro de merca que no puede auto-editar nada (el acto II, específicamente). Afterwards (ah, me compré un diccionario de inglés porque creo que voy a hacerle encuestas en inglés a dermatólogos), el libro de Daniel L dice: "hay ausencias que deben entenderse como un triunfo."

3 comentarios:

fuiste mia un verano dijo...

No te equivoques, que tu refugio estival queda en Moreno y te espera con una pelopincho y una parrillita llena de achuras...

lenguaviperina dijo...

ahí vamo'...

marina k dijo...

yo en cambio postée eso ahí porque era un giro ficcional sobre lo mismo´de mi blog pero con otra vuelta,
y porque justamente era un poco más largo y elaborado que lo cotidiano,
en finch,
besos