Neurosis digital o autismo positivista

lunes, 25 de febrero de 2008

The perfect drink


Lunes 16hs. Leo algunos capítulos de Asfixia. Trato de escribir. Preparo tres gin-tonics con mucho hielo que comparto con mis room-mates. Recuerdo flashes: los brownies, el quemado, la picada, el ping pong, el fútbol, las discusiones musicales, el fallido intento de tutti frutti mental, la pileta, las críticas al DJ, dos amigas en una toalla en el jardín creyendo que estaban en una balsa en el océano, los amigos durmiendo en los autos o en algún sillón, los chupetines pegados al cuello de las remeras de la gente que se había quedado dormida, los mosquitos que te despiertan, los fantasmas de la casa y los perros, en especial la mirada y el andar de Cartucho Lenin, uno de los perros invitados. No es lo mismo cualquier trago. Ni cualquier calidad. Hoy todos coincidimos en que es un trago ideal para un lunes (y para muchos otros días). Influencias de haber pasado un fin de semana con el maestro.

6 comentarios:

diego.ve dijo...

Salud al Gran Mariscal Linne, el impenetrable.

Gracias, che, por la invitación a la psycho-quinta. La hemos pasado fantásticamente, con la gastronomía local y los juegos de ingenio que propuso con gracia legranezca el Señor Urman.

Y para que vean que somos tipos con mucho código, La Contrarreforma les da la revancha cuando dispongan. Banquensé -esta vez sí, sin protestar- el fútbol champagne.

Un abrazo!

Marineta dijo...

hola!!! claro, no mire los mails, no fuia ninguna fiesta!!! me la perdi esta ez, y casualmente escribi un post bastante similar al tuyo, coincidencias nomas...

Anónimo dijo...

Jota, me perdí la fiesta hermano. Que los mosquitos no te maten. Abrazo grande,
Nick Damin

Luciana dijo...

Leí el cuento de alguno de ustedes en el suplemento cultura del diario perfil, y si no fue ahí entonces en la Ñ. La cuestión es que daban la dirección del blog y acá estoy, creyendo que iba a encontrar relatos. Bueno, algo de eso hay porque encontré puros cuentos chinos.

www.rarayencendida.blogspot.com dijo...

Ahora me acuerdo, creo que el cuento es del cocinero, el que estudia cocina, o le gusta cocinar, o algo así. Yo hago buenos dulces caseros.

bp dijo...

che, mira lo que postee de bost!!!
me perdi de todo .
chaludos
io