Neurosis digital o autismo positivista

miércoles, 3 de octubre de 2007

Diego, hacete amigo del dolor: el Confesionario en el Rojas



Vamos al confesionario en el Rojas: llegamos justo con Shalom y a Vanoli no lo encontramos (debe estar por ahí, adelante).

Szperling presenta el ciclo y le propone a Diego Frenkel que empiece tocando una canción. Frenkel tiene que explicar el por qué de cada canción antes de tocarla. Después lee Laiseca fragmentos de dos de sus novelas y hace lo mismo. A Mairal por un rato largo no le pregunta nada. Frenkel dice boludeces pero es fresco, alegre y optimista: cuenta que Nada es igual, nada es peor lo hizo porque una chica, en la escalera de su casa, a las cinco de la mañana, mientras él le contaba sus problemas con otra chica, le dijo: Diego, hacete amigo del dolor. Las canciones son buenas, claro (aunque es raro, no parece el mismo que habla), Laiseca lee muy bien y sus monólogos del monitor que dirige una argentina tecnocrática son interesantes pero un poco largos.
Pienso en dedicarme a la música: mientras Frenkel está distendido, abrazado y a la vez apoyado en su guitarra, Laiseca está contraído, encorvado, sufriendo la falta de algo, de tabaco en la sangre, puntualmente (y etc.). Gran lector y escritor, pero un poco extenso el material leído, y los fragmentos de novelas no tienen la potencia -en lecturas al menos- de un relato corto. Después lee un cuento Mairal y me reconcilio un poco con la literatura, es como un mix Frenkel-Laiseca, profundidad + liviandad, como el cine indie, y, como suele pasar, es muy sólido: empieza hablando de por qué las filas en el colegio son de menor a mayor (el narrador era segundo), después rugby (el arte de simular que se juega) y por último la literatura (como en el quemado, siempre tratar de que no te desnuquen). Después saludamos, Szperling se acerca a Vanoli y le dice ¿vos sos del pachamama? No, de Tamarisco. Yo señalo a Funes y digo que él es -o era- del Pacha, del Quinteto de la muerte. Szperling dice qué nombre de miedo. Laiseca saluda a todos sus groupies y se va, como un fantasma grande, blanco y largo, a seguir fumando todo lo que no pudo fumar en el Rojas. Oyola y Pandolfelli se van.
Los del fans club de Mairal vamos a Güerrin: muzzarella y crystal (la Imperial es bastante más salada). Mairal critica mi nuevo corte de pelo, yo critico el de Funes, Shalom piensa en la pizza, Vanoli es un misterio, todo muy divertido. Jonás, Clara (de Es a propósito) y Carina (cordobesa ex alumna del taller de Llach) acompañan. Lo importante: parece que el lunes vuelve el fútbol. Lo invité a Pedro, me preguntó si jugábamos bien y no supe qué contestar (creo que dije más o menos). En fin, lo importante es ser diez. Y el sábado fumar antes de ir a recorrer museos.

8 comentarios:

marina k dijo...

sólido linne.
me viene bien porque quise ir pero estoy encerrada haciendo un parcial.
entre esto y mairal que subió su texto tengo casi todo,
aunque todavía muero por las explicaciones de frenkel.

carostranenie dijo...

Sí, claro, Frenkel podría integrar un top ten (o top fourty) de CaPUDs, nueva categoría que acabamos de inaugurar: Candidato Por un Día (que, ya que estamos, rima justo con "cómo le daría", cuac!)
Contundente, sólido, potente, linnesco.

tigre harapiento dijo...

Jota atrevido: cómo groupies?!!!!
Discípulos, dolape!
Y que lo del conde fue largo?
Además de un sopapo te merecés lo del pelado de "yo te avisé".
La verdad un gusto cruzarlo anoche a usted y a los otros forajidos
Un abrazo

tigre harapiento dijo...

PD: y lo de Peter y Frenkel, superlativo. Quién hubiera dicho que ese iba a ser el power trío menos esperado para un martes a la noche, no?

Funes dijo...

igual te digo
las versiones que tocó
yo las había escuchado mil veces durante mil años

prefiero esos cassettes
antes que lo raro de esa noche

lenguaviperina dijo...

tienen razón, queridos, como siempre.

Lunita dijo...

oiga! yo estuve ahì y no lo vi!!!
será por el corte de pelo?
o acaso necesito doblar en aumento en mis lentes?

Anónimo dijo...

Al principio no te reconocí por el nuevo look, Luca Prodan...
Adhiero al Tigre Oyola, che Juakin, no somo groupies...
Somos: Discípulos del Conde Drácula de Camilo Aldao,
Un abrazo.

Seba Pandolfelli